ESTRUCTURA ECONOMIA DE LA VENEZUELA COLONIAL

 

 

 

Recaudación Fiscal

 

Real Hacienda

Era la organización encargada de administrar y controlar todos los ingresos económicos y enviarlos al Tesoro de la Corona española. Su historia está relacionada con la llegada de los Welser a Venezuela. Los primeros libros de la Tesorería se abrieron en 1531; durante los primeros años de la Colonia, la Real Hacienda estaba representada por tres oficiales reales: El contador, quien llevaba las cuentas y hacía los cálculos; el tesorero, que se encargaba de garantizar la equivalencia de las cuentas con lo existente en la caja (“tesoro”) y el factor veedor quien “veía” que todo funcionara correctamente.

Estos oficiales también eran responsables de una caja o arca que contenía oro, perlas y dinero, además de dos libros en los que se asentaban los ingresos, egresos y resoluciones (acuerdos). La caja de la Real Hacienda estuvo primero en la ciudad de Coro, luego en Barquisimeto y, finalmente en Caracas. En 1686, el rey Carlos II creó el cargo de contador mayor de Caracas como máxima autoridad en asuntos del Tesoro, y en las ciudades y villas del interior se encargaban de las recaudaciones los tenientes justicias. Luego, en 1776, se creó la Intendencia de de Ejercito y Real Hacienda de Venezuela, que unificó todas las provincias bajo una administración central que tuvo su sede en Caracas. Los ingresos de la Real Hacienda en Venezuela provenían principalmente de los impuestos .

Casa de la Real Hacienda

Los impuestos.

Los impuestos eran contribuciones en dinero que la Corona española estableció en América para obtener ingresos económicos. Eran muy diversos y abarcaban casi todas las actividades económicas que se realizaban en la Colonia. Estas contribuciones se cobraban por concepto de ventas de tierras, importaciones y exportaciones de manufacturas, utilización del papel sellado, comercio de negros, etc. Una parte de estos recaudos se destinaban para cubrir los gastos de las instituciones, mientras que el sobrante era enviado a España.

En Venezuela, los ingresos de la Real Hacienda fueron escasos, al menos durante los primeros dos siglos. Esto se debió al poco desarrollo económico y a la escasez de minerales. Por ello, a partir del siglo XVII se aplicaron nuevos controles para recaudar los impuestos y combatir el comercio ilegal.

 

Texto tomado de: Moron (2002)