ESTRUCTURA ECONOMICA DE LA VENEZUELA COLONIAL

 

 

 

Economía Agrícola

A partir del siglo XVII la Corona comenzó a impulsar actividades agrícolas que se desarrollaron sobre dos bases legales: La propiedad privada de la tierra , basada en el repartimiento, la venta y composición de tierras; y la explotación de la mano de obra a través de la encomienda y la esclavitud.

El Repartimiento

Tuvo su origen en la facultad otorgada por la Corona a los jefes de expedición para repartir entre pobladores las tierras descubiertas. Sin embargo, para obtener la propiedad definitiva, el colono debía cultivarlas y vivir en ellas por un tiempo determinado. Con el surgimiento de los poblados, los cabildos pudieron dotar de solares y terrenos del ejido a los vecinos.

A mediados del siglo XVII surgieron algunos problemas sobre la legalidad de los últimos títulos de propiedad, así como sobre los verdaderos límites de los terrenos. Ante tal situación, la Corona ordenó a la Real Audiencia de Santo Domingo que pidiera a los vecinos la presentación de los títulos de propiedad de sus tierras. Si las medidas de los linderos eran mayores que las señaladas en el documento, los vecinos debían comprar a la Corona, la porción de tierra sobrante.

Economía Agrícola

A partir del siglo XVII la Corona comenzó a impulsar actividades agrícolas que se desarrollaron sobre dos bases legales: La propiedad privada de la tierra , basada en el repartimiento, la venta y composición de tierras; y la explotación de la mano de obra a través de la encomienda y la esclavitud.

El Repartimiento

Tuvo su origen en la facultad otorgada por la Corona a los jefes de expedición para repartir entre pobladores las tierras descubiertas. Sin embargo, para obtener la propiedad definitiva, el colono debía cultivarlas y vivir en ellas por un tiempo determinado. Con el surgimiento de los poblados, los cabildos pudieron dotar de solares y terrenos del ejido a los vecinos.

A mediados del siglo XVII surgieron algunos problemas sobre la legalidad de los últimos títulos de propiedad, así como sobre los verdaderos límites de los terrenos. Ante tal situación, la Corona ordenó a la Real Audiencia de Santo Domingo que pidiera a los vecinos la presentación de los títulos de propiedad de sus tierras. Si las medidas de los linderos eran mayores que las señaladas en el documento, los vecinos debían comprar a la Corona, la porción de tierra sobrante.

Fray Bartolome de las Casas

Uso de la Tierra

Durante la Colonia hubo dos grandes grupos de actividades económicas: La ganadería y la agricultura.

La ganadería se desarrolló principalmente en los hatos, donde pastoreaban grandes rebaños de reses al cuidado de peones. Esta actividad se localizó en la región de los llanos centro-occidentales. A partir del siglo XVI se introdujo el ganado vacuno, caballar y lanar.

La agricultura se practicó principalmente bajo las siguientes modalidades económicas y técnicas:

La Hacienda: Estaba caracterizada por una producción variada de cultivos destinados al consumo directo de la población. En ella se trabajaban grandes extensiones de tierra, con tecnología muy sencilla y numerosa de mano de obra en tiempos de siembra y cosecha.

La Plantación: Dedicada a la producción de un solo tipo de cultivo, que por lo general se destinaba a la exportación. El trabajo en la plantación era intensivo, empleaba técnicas de producción más avanzadas y requería grandes inversiones. La mano de obra, principalmente esclava, era pequeña pero sumamente explotada. Tanto en las haciendas como en las plantaciones existió la agricultura de subsistencia, es decir, familias de campesinos, peones y esclavos, que cultivaban en sus conucos alimentos para consumo propio, como la yuca y el plátano.

La Encomienda

Consistió en la asignación de indígenas a cada localidad entre los conquistadores, quienes estaban obligados a educarlos y vestirlos a cambio de la obediencia, la servidumbre y el trabajo gratuito en las tierras del español, que consistía fundamentalmente en el cultivo del maíz y algodón. En Venezuela la encomienda se inicio en 1545 en el Tocuyo, y pronto se extendió a la mayoría de las ciudades. La economía agrícola se desarrolló durante los primeros años de la Colonia, con la mano de obra gratuita de los encomendados.

La mayoría de los encomenderos no respetaron las obligaciones hacia los indígenas, y en muchos casos los sometieron a maltratos y trabajos forzados, lo que provocó la protesta de muchos sacerdotes, como Bartolomé de las Casas. Finalmente, la institución de la encomienda quedó abolida en 1718 y el servicio personal del indígena fue sustituido por el pago en dinero o su equivalente fruto, pagado directamente al encomendero.

Indigenas encomendados

La Esclavitud

La explotación de la fuerza de trabajo indígena se inició en la costa oriental de Venezuela, donde los aborígenes fueron capturados y obligados a extraer las perlas de Cubagua. Los abusos cometidos por los españoles llegaron pronto a oídos de los reyes de España, quienes prohibieron la esclavitud indígena en 1542. A partir de entonces, los nativos fueron incorporados al proceso productivo de la tierra por medio de la encomienda.

La importación de esclavos negros de África se inició desde muy temprano en el continente americano, especialmente en las islas del Caribe. Los primeros autorizados para traer esclavos africanos a Venezuela fueron los Welser, de acuerdo con la capitulación de 1528. Luego, lo realizaron compañías inglesas, francesas y holandesas. La mano de obra esclava de origen africano constituyó la principal fuerza de trabajo en las minas y en las plantaciones. Los españoles se interesaron en este tipo de mano de obra por su resistencia física y por la más absoluta carencia de derechos para los esclavos, quienes fueron sometidos a trabajar en condiciones crueles.

Jurídicamente, el esclavo era un “animal doméstico” que podía comprarse o venderse de acuerdo con la voluntad del amo. Vivía en barracas ubicadas en las plantaciones. De acuerdo con las leyes de la época, el hijo de una esclava nacía esclavo, y por lo tanto se le consideraba también como una propiedad del dueño de la plantación.

Negros esclavos

Texto tomado de: Moron (2002)